El aloe vera contiene unas propiedades y sustancias activas entre las que destacan la vitamina C y la E así como el aminoácido L-Carnitina y L-arginina los cuales favorecen el rejuvenecimiento de la piel, su cicatrización y la eliminación de arrugas, marcas y restos de acné.

Posee una acción bactericida y antiséptica gracias al componente saponina, en concreto el ácido urónico) que colabora en la eliminación de células muertas y residuos que dañan el rostro, lo que

<<ayuda a que los tejidos se mantengan suaves e hidratados>>

Uno de sus componentes el ácido urónico, cumple una importante función en la degradación de las grasas en las 3 capas de la dermis, evitando así que se acumulen y formen los típicos puntos negros y granitos que tantas molestias traen. Esta limpieza facilita el intercambio de agua produciendo una mejor hidratación de la piel. Poe eso el aloe

<<favorece la hidratación de la piel>>

Los nutrientes del aloe vera como la vitamina C y la B-5 ayudan a combatir el proceso natural de envejecimiento celular funcionando como antioxidantes y promotores de la síntesis de colágeno, lo que le otorga a la piel una elasticidad continúa y la capacidad de regenerarse rápidamente.

Aquí puedes lo que dicen los estudios científicos

Su capacidad tonificante mantiene a la piel tersa y libre de flacidez, dándole un aspecto joven y retrasando la aparición de patas de gallo y otras arrugas que van apareciendo con el paso del tiempo.

En MARPOMA puedes encontrar los productos que necesitas para cuidar y mimar tu piel